fbpx
  • 0

¿Quieres colaborar en Salvaje?

Salvaje es un proyecto pequeño, pero estamos continuamente buscando nuevos colaboradores que amplíen nuestra red de corresponsales salvajes y nos ayuden a enriquecer las miradas sobre el medio rural. Así que si tienes una idea para un reportaje o cualquier otra forma de colaboración, no dudes en contárnosla. 

Para hacérnosla llegar, lee con atención los siguientes puntos sobre lo que deben tener las propuestas y usa el formulario que hay al final.

Antes que nada…

  • Conócenos. Date una vuelta por nuestras redes sociales, lee nuestra revista y hazte una idea del tipo de contenido y enfoques que buscamos. Así sabrás si la idea que tienes encaja con lo que solemos hacer o estaría mejor en otro medio.
  • Pago. Las colaboraciones son pagadas y cerramos las condiciones por email antes de que empieces a escribir una letra o dibujar una línea.
  • Respuesta. Intentamos contestar a todas las propuestas una vez que las hemos valorado, pero al ser un equipo tan pequeño es posible que a veces tardemos semanas en contestar; no te lo tomes como algo personal.

Lo que buscamos

  • Una buena historia. Buscamos historias concretas, alejadas de tópicos, que arrojen nuevas miradas y enfoques sobre nuestro medio rural. No buscamos reflexiones generales u opiniones personales; queremos contar historias pequeñas y sorprendentes que nos descubran nuevas cosas y nos permitan conocer un poco mejor nuestra naturaleza y pueblos. De lo pequeño a lo grande.
  • Fuentes. Si vas a hacer un reportaje, tienes que hablar con distintas fuentes y aportar todas las visiones posibles sobre el tema, aunque sean antagónicas o tú personalmente no estés de acuerdo con alguna. Nuestros lectores son inteligentes y hay que ofrecerles todos los datos posibles para que saquen sus propias conclusiones. Y además, así te saldrá un texto más interesante: ¡el conflicto es la salsa de una buena narración!
  • Ámbito. Por lo general publicamos temas localizados en España, pero si tienes una grandísima historia en un lugar remoto, no te cortes. El único verdadero requisito es que sea interesante.
  • Fotografía. Si tu lenguaje es la imagen, puedes proponernos proyectos artísticos que tengas ya desarrollados o reportajes narrativos que nos muestre en imágenes una historia original. Si haces fotografía de naturaleza, intenta hilar una historia con ellas. Y si escribes, dinos qué material gráfico podrías aportar para acompañar el texto. Si no conoces a nadie, nosotros podemos buscar por nuestra cuenta, pero el resultado será mejor si te asocias con alguien de confianza.

Formato

  • El qué y el cómo. No olvides incluir en tu propuesta qué es lo que vas a contar (la historia) y cómo se va a contar (el enfoque).
  • Extensión. Manejamos dos formatos: el corto, en torno a las 1.000 palabras, y el largo, sobre las 2.000. Pero el tema es el rey, y si funciona mejor con menos o más palabras, nos adaptamos.
  • Género. Nos gustan los reportajes en profundidad sobre un tema apenas conocido o que aporte un nuevo enfoque sobre lo de siempre; los perfiles sobre gente o proyectos únicos; los ensayos que nos descubran ideas nuevas; los textos en primera persona que transmitan emoción; las guías prácticas que nos recuerden la alegría de aprender; y esa cosa inclasificable que solo tú puedes hacer.
  • Tono. A pesar de que damos libertad para que cada cual aporte su estilo en sus reportajes, los siguientes puntos pueden ayudarte a darle forma: 
    • Evita el lenguaje académico.
    • Pon énfasis en los personajes del tema.
    • Incluye testimonios y descripciones procedentes del “reporteo”.
    • Busca el equilibrio entre la historia humana y el contexto en el que ocurre. 
    • Sé descriptivo e intenta crear una imagen sobre tu tema. 
    • Asegúrate que el tema responde a la pregunta o a la idea que quieres contar. 
    • Busca un final potente.
  • Edición. Si aceptamos la propuesta, iniciaremos un riguroso proceso de edición. Antes de arrancar, detallaremos en profundidad el esquema del texto y las distintas fuentes que se consultarán. Una vez escrito, el texto pasará por al menos dos editores y habrá un trabajo de ida y vuelta con el autor. No te molestes si te pedimos más fuentes o te recortamos un párrafo: lo único que queremos es que el texto brille todo lo posible. 

Gracias por colaborar con Salvaje.

Carrito

loader